Ventajas del césped artificial

El césped artificial es cada vez una alternativa más económica, ligera, resistente y visual para los jardines, aplaudida por sus consumidores e instaladores.

El césped artificial sigue ofreciendo las mismas características que el suelo natural, pero con mayor facilidad de instalación, rapidez y mantenimiento.

Permita a su instalador la elección del producto para lucir un aspecto impecable y muy realista al entorno al que se va a ubicar este precioso suelo casi natural.

Nuestro césped artificial es de primera calidad, te ofrece más de 20 años de garantía para un jardín en perfectas condiciones, además de que es resistente al fuego, a los animales, niños, práctica de deportes y agua de piscina*.

 

*Vea nuestros productos en esta página.

Es lógico que cuanto más breve sea su instalación menos costoso va a ser la obra. Instalar una manta de césped artificial es tan rápido como poner la mesa para su familia, disfrute de un jardín de revista en lo que tarda en hacer la cena.

En ocasiones, instalar sobre tierra es más complicado, ya que dependiendo del terreno sería necesario obra menor (duración máxima dos días), en el resto de lugares mencionados lo puede instalar cualquier persona, sin la necesidad de ser un profesional.

Además, no se tiene que mantener apenas. Adiós al abono, a cortar las hojas y mucho menos regarla.

Sobre baldosas, tierra, hormigón, paredes verticales, tejados, tanto en interiores como en exteriores de una vivienda o local, el césped artificial que te proponemos puede ser el elemento más versátil para su implantación de toda la decoración y por supuesto, el más atractivo visualmente. Tu lo sueñas, nosotros lo cumplimos.

Poner una sábana de césped artificial no significa que no drene el agua de un temporal ni que se acumule sobre la superficie. De hecho, su malla en la base permite drenar entre 50 a 60 l por minuto. Así que es mentira si te dicen que una instalación así provoca humedades, más bien será que la superficie ya no drenaba antes de su instalación.

No produce ningún problema de salud, ni irritaciones, ni reacciones alérgicas de ningún tipo.

A diferencia del césped natural, el césped artificial no acumula bacterias, ácaros, insectos o gusanos, ya que al ser artificial no les atrae tanto la superficie.

Pide presupuesto





    * Campos requeridos por el sistema

    Pide presupuesto